Los medidores de cetonas en la sangre muestran un nivel exacto y actualizado de los niveles de cetonas en la sangre. Actualmente es el producto de referencia y la forma más exacta de medir el nivel de cetosis. Sin embargo, la mayor desventaja es que son bastante caros: un medidor, que viene con 10 tiras para analizar cetonas y 30 agujas incluidas, cuesta alrededor de $110 y $2 adicionales por cada prueba después.

Hola, gracias por este podcast y artículo que recoge la mayoría de lo que hay que saber sobre el estilo de vida de la dieta cetogénica. Una pregunta sobre vuestro comentario acerca de las dudas sobre llevar esta dieta a largo plazo, y especialmente que puede afectar a la flexibilidad metabólica pero en el sentido contrario y hacer que el el cuerpo no sepa ya usar los CH y cree picos de insulina “como si fuéramos diabéticos”: en qué aspecto científico se basa tal supuesto?
Buenas noches, Marcos. Me gustaría saber si, en tu opinión, podría generar algún problema incrementar los gramos de proteína por kilo de peso corporal a 1.8 o 2 gramos. Por otra parte, ya que me has descubierto tanto en todos los sentidos, me gustaría recomendarte la película «Captain Fantastic» (protagoniza por Viggo Mortensen). Estoy convencido de que será de tu agrado por el estilo de vida que defiende. Una pelicula, ancestral, revolucionaria, autentica y completamente inolvidable. Un saludo y mi agradecimiento por adelantado.
La dieta cetogénica se empezó a utilizar con éxito a principios del año 1921 (estudio) para tratar pacientes con epilepsia, pero a raíz del rápido desarrollo de nuevos fármacos anticonvulsivos, esta dieta cayó en desuso hasta que, en el año 1996, gracias a la Sociedad Americana de Epilepsia y a las investigaciones y ensayos clínicos realizados, se volvió a utilizar en varios hospitales, llegando a ser más eficaz en el control de crisis de epilepsia refractaria que muchos de los nuevos fármacos (estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio).
La cetosis es un estado del organismo que se produce cuando la mayor parte de los alimentos que ingerimos están compuestos de grasas. El hígado deja de utilizar la glucosa como fuente de energía y la sustituye por las grasas, por lo que este estado, cuyos síntomas son similares a los que provoca el ayuno, es un proceso que buscan muchos deportistas para afinar su cuerpo.
Mientras que una dieta balanceada significa comer alimentos saludables ricos en vitaminas, minerales y compuestos complejos, hay dietas específicas con consideraciones especiales. Por ejemplo, una persona que está en una dieta vegetariana no come carne; mientras que una persona bajo dieta de desintoxicación trata de evitar el consumo de alimentos con colorantes y conservantes. De hecho, hay innumerables tipos de dietas para adelgazar hoy en día y entre los más populares se encuentra la dieta Keto.

No obstante, con una dieta alta en carbohidratos podemos igualmente perder grasa si ingerimos menos calorías de las que nuestro cuerpo gasta y tenemos las hormonas en orden, ¿El problema? Un cuerpo acostumbrado a funcionar con glucosa va a sentirse bajo de energía y agotado si no le das constantemente carbohidratos, es lo que se llama FALTA DE FLEXIBILIDAD METABÓLICA, personas con buena flexibilidad metabólica tienen más facilidad para funcionar con grasa y no dependen tanto de la glucosa.
La dieta cetogénica, conocida también como Keto diet, consiste en una reducción drástica de carbohidratos en la alimentación, consumiéndose de 20 a 50 g por día, representando un 10 a 15% de las calorías totales diarias. Esta cantidad dependerá del estado de salud, del tiempo de duración de la dieta, de los objetivos personales y del peso que se desea alcanzar.
Tengo ya la mayoría de tus libros, incluído el físico, que me han ayudado mucho y soy oyente habitual de tus podcast. Me pregunto qué opinas sobre la dieta cetogénica para mujeres con síndrome de ovario poliquistico. Nos recomiendan la dieta paleo pero querría saber si puede serme útil tambien este programa teniendo en cuenta lo alteradas que tenemos las hormonas.

Tuve un mono fuerte con el azúcar (unos 5 días) y con el pan (unos 8-10 días). Pero después se esfumó. Y ni me acuerdo del pan ni de los dulces; se trata de un cambio de hábitos. Mi nevera sólo tiene productos frescos. Los desayunos son una fiesta, cada día diferentes y se acabó la omnipresente tostada (el truco de apartar un poco de la cena del día anterior para tomar con el desayuno es la caña). Vegetales a tutti pleni, carnes, pescados, yoghurt griego, frutos secos… tengo mucho donde elegir.
×