– Si es para bajar de peso, una dieta cetogénica usualmente trae consigo una reducción de medidas y una alimentación más sana, pero consideramos que si ese es tu objetivo no es el momento adecuado, porque para bajar de peso tendrás que estar en un déficit calórico y tu cuerpo de por sí requiere energía para producir leche y las actividades diarias que corresponden al cuidado de un bebé.

Justo lo que iba a preguntar! He cogido muchísimos kilos (13) después de mi segundo parto, al volver al trabajo (supongo que la ansiedad y el poco tiempo han tenido que ver). También dejé de hacer ejercicio. El bebé ya tiene un año y aún mama a demanda. Me encuentro motivada para volver a unos hábitos más saludables. Qué enfoque me recomiendas? Muchas gracias!!


Preparación: Empezamos sacando el pollo de la nevera al menos una hora antes de cocinarlo, para que esté a temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 220ºC o 225ºC. En un bol mezclamos la sal, la pimienta y el tomillo. Repartimos 2/3 partes de esta mezcla por la superficie de todo el pollo, masajeando con las manos para que se impregne bien. El resto de la mezcla la juntamos con el ajo aplastado y la nuez de mantequilla. Untamos el interior del pollo con esta mezcla. Las dos cucharaditas de mantequilla las repartimos sobre el pollo. Si queréis, podéis atar el pollo con un trozo de bramante para que las alas y los muslos queden más pegados al cuerpo. En una bandeja que pueda ir al horno ponemos el pollo apoyado sobre un lado (si la bandeja es pequeña ira mejor pues quedará más fácilmente apoyado). Lo horneamos 25 minutos, cuando haya transcurrido la mitad de este tiempo podéis sacar el pollo para salsearlo con los jugos que se habrán formado, pero sin cambiarlo de posición. Pasado este tiempo, lo volvemos a sacar y lo colocamos del otro lado. Podemos añadir un chorrito de agua, lo regamos y horneamos otros 25 minutos. A media cocción sacamos de nuevo el pollo y repetimos la operación de salsearlo, de nuevo sin cambiarlo de postura. Pasado este tiempo colocamos el pollo con el dorso hacia abajo. Regamos y lo ponemos de nuevo quince minutos más. Lo sacamos, le damos la vuelta y o dejamos quince minutos más. Dejamos reposar tapado unos 10 minutos antes de servir.
El programa De Cero a Ceto presenta una estrategia diferente. Propone aprovechar una maquinaria ancestral rara vez utilizada en el mundo actual, capaz de mejorar nuestra salud metabólica y optimizar la quema de grasa. Nos referimos a la cetosis, una especie de interruptor metabólico que convierte la grasa en nuestro combustible principal, aumentando los kilos perdidos y reduciendo el sacrificio.
No es un virus real, sino el resultado de la deshidratación que se produce cuando se cambia de glucosa a grasa para obtener energía. Dietas bajas en carbohidratos en general. tiene un efecto diurético en los primeros días, lo que significa que pierde más agua y electrolitos (como potasio y sodio) en la orina de lo normal. Sucede porque su cuerpo está perdiendo agua a medida que se convierte en glucógeno muscular para generar energía y los niveles de insulina de su cuerpo disminuyen.
Sin embargo, es muy difícil excederse con las proteínas por su alto poder de saciedad. Que puedas comer una cantidad determinada no quiere decir que estés obligado a hacerlo. Si te sientes saciado con menos, ¡come menos! Lo importante es que no sometas tu cuerpo a un estrés ni por exceso ni por defecto. Ingiere lo que necesites dentro de lo que tienes permitido y te mantendrás en cetosis.

Un consejo: una vez empecéis, no os rindáis en los primeros días, son un poquito duros en ocasiones (la energía va y viene, como a trompicones), es tu metabolismo “aprendiendo” a utilizar de nuevo las grasas. Dejad el ejercicio en un segundo plano, si os apetece hacerlo bien (así entraréis antes en cetosis), si no os sentís con fuerzas no lo hagáis ya iréis al día siguiente a entrenar, lo importante es la constancia y cuando menos lo esperéis en cosa de 10 días os sentiréis realmente bien.
Restringe la proteína a niveles moderados. Es posible mantenernos en 1 gramo de proteína por día, por kilo de peso. Si pesas 70 kilos (154 libras), el equivalente serían unos 70 gramos de proteína. Podría ser beneficioso de hecho disminuirlo aun más, especialmente para personas con algo de sobrepeso, apuntando a 1 g de proteína por kilo según el peso objetivo. El error principal que evita que muchas personas consigan permanecer en estado de cetosis óptimo es consumir demasiada proteína.
en principio la dieta cetogénica no afecta el ritmo cardiaco. Lo que sí es cierto que durante la cetosis existen más cetoácidos en la sangre. Los riñones eliminan cetoácidos del cuerpo de manera natural. Si éstos se acumulan en la sangre más allá de la capacidad de los riñones para eliminar el ácido, se puede presentar fatiga, latido del corazón irregular o mareos, y cuando tengas estos síntomas no es recomendable entrenar.

cuento mi experiencia, a mi la dieta cetogenica (alta en grasas, normal en proteinas, bajisima en cabohidratos) me funciono solo eliminando SAL, AZUCAR Y EDULCORANTES. Solo asi se anulo el apetito, me siento energetica y no vivo pensando en comer. Yo creo que la sal, quien nadie elimina, es fundamental porque como exalta los sabores te mantiene pensando en la comida, casi actua como un carbohidratos concentrados en el sentido que te lleva siempre a querer comer (por diferentes razones, obviamente). Pero bueh, esta es mi experiencia y consejo si a alguno le cuesta engancharse, prueben a eliminar exaltadores de sabor como sal y edulcorantes.


Aproximadamente la mitad de los pacientes con epilepsia refractaria a los tratamientos convencionales que inician una dieta cetogénica consiguen una mejora superior al 50% en la reducción de las crisis epilépticas. Durante mucho tiempo se consideró que las grasas no eran un buen “combustible” ya qué no pueden ser usadas por el cerebro como energía por dos razones: No pueden cruzar la barrera hematoencefálica. Algunas células del cerebro no tienen mitocondrias. Por contra el cerebro puede consumir muy bien la glucosa.Esta es una de las razones más utilizadas para recomendar los carbohidratos como fuente principal de energía. Ahora ya se sabe que esto es solo una  verdad a medias. Se ha descubierto un alimento aún mejor para el cerebro: los cuerpos cetónicos. Hay bastantes evidencias científicas detrás esta afirmación: Los cuerpos cetónicos son muy eficaces en llegar al cerebro. Tienen efectos antioxidantes y de reducción de radicales libres vía la regulación del Coenzima Q. Aumentan las concentraciones de ácidos grasos poliinsaturados que tienen un efecto neuroprotector. Aumentan la expresión del neurotransmisor GABA. En resumen: El cerebro puede conseguir energía de las grasas mediante los cuerpos cetónicos y esto tiene efectos beneficiosos.

Me parece increible la sarta de imprecisiones que estas poniendo en este blog. Bien es cierto que la dieta cetogénica te hace perder peso, obviamente claro estas quemando las reservas de energía de tu cuerpo… pero ¿a que precio? Estás obligando a tu cuerpo a utilizar un proceso (lipólisis) que no es el normal para la obtención energética y que produce como RESIDUO cuerpos cetónicos. Es cierto que los cuerpos cetónicos están siendo investigados por su posible papel en enfermedades como la epilepsia infantil, etc…pero en todos los casos estos cuerpos cetónicos son tóxicos para el organismo. Todos esos desechos los elimina el riñón y lo estás haciendo trabajar demasiado, mantener una dieta asi te va a costar una insuficiencia renal. Hay una frase en particular que me ha dejado impactado «Durante la fase de adaptación vas a experimentar: mareos, dolor de cabeza, cansancio y necesidad de carohidratos, solo resiste en unas semanas te sentirás genial» ¿Estamos locos? ¿No es suficiente aviso por parte de tu cuerpo de que lo estás maltratando? ¿Y por qué no reflejas en este blog los problemas ateroescleróticos del abuso de las grasas? ¿Los problemas cardiovasculares del abuso de las grasas? ¿Por qué no adviertes de los inconvenientes de esta dieta? De verdad me parece increible, luego no me extraña que la gente se haga rica haciendo libros con dietas mágicas de pérdida de peso si no se les da toda la información a los pacientes, 

Clinical improvement was observed in Alzheimer’s patients fed a ketogenic diet, and this was marked by improved mitochondrial function. (15) In fact, a European Journal of Clinical Nutrition study pointed to emerging data that suggested the therapeutic use of ketogenic diets for multiple neurological disorders beyond epilepsy and Alzheimer’s, including headaches, neurotrauma, Parkinson’s disease, sleep disorders, brain cancer, autism and multiple sclerosis. (16)
¡Pero el caso es que no puede esperar hasta el 9 de septiembre para aclarar algunas dudas!, jaja. Ahora mismo estoy con una dieta muy baja en carbohidratos pero con recarga una vez a la semana, ya que quiero subir el metabolismo porque creo que lo tengo ralentizado, pero no se si entro o no en cetosis. Me compré las tiras reactivas de orina y cuando entré el verano pasado sí que me lo marcaron, pero la pregunta es ¿cada vez que se entra en cetosis el cuerpo vuelve a desparovechar esas cetonas que se detectan en la orina? o, ¿una vez «acostumbrado» tras varias veces de entrar y salir ya no elimina cetonas por la orina y no sirven como método de detección?. En ese caso, ¿cómo sabes si estás o no en cetósis?
En realidad según la «dieta» se menciona libertad de ingesta de lo permitido. .. no he contado calorias pero no me he excedido, yo creo por instinto, pero lo tendré en cuenta. No sabia lo del litio no lo asocie ya que también estuve muy delgada aun tomandolo, lo conversare con la psiquiatra. Lo del olirstat iba más bien a que si podia o no este medicamento haber dañado la forma en la que mi cuerpo procesa la grasa (ya lo deje).
Tu cuerpo será como un niño enojado que tiene un berrinche. QUIERE A SUGAR Y CARBS AHORA, pero no vas a darle, ¿verdad? ¿¿¿ERES TÚ??? Al igual que con los niños, la clave es distraer, distraer, distraer (oooh gloss!). Dale algo más deseable (tocino, queso, etc.) incluso si no es lo que realmente quiere. No piense que se sentirá mejor si solo come un poco de carbohidratos, ¡no hay ningún compromiso!
Hace un año me encontré con esta página. Quería bajar de peso y lo intenté con un enfoque cetogénico, pero me era casi imposible mantener una dieta tan restrictiva. Subí algo la ingesta de carbohidratos intentando que no supere 100 – 125 gramos diarios, como leí en alguna de tus publicaciones es un enfoque bajo en carbohidratos sin llegar a ser cetogénico. Esto me ha funcionado, pesaba 97 kilos y hoy en día peso 76,5 kilos (empecé mi nueva alimentación en junio del pasado año). Me permito algunas «salvedades» que me permiten continuar con la dieta, como algo de pan (muy poco) en el desayuno y después de comer me tomo un café que endulzo con una cucharada pequeña de azúcar. El resto de mi alimentación se basa en carnes (cerdo, vaca, cordero, pollo, conejo,…), pescado (caballa, sardina, atún, bacalao,…), verduras (tomate, lechuga, cebolla,…), frutas (aguacate que no falta en mis ensaladas, papaya, fresas, peras, manzana,…), legumbres (lentejas, garbanzos), y lácteos (leche entera, queso,…). Las papatas las pruebo de vez en cuando y la pasta y el arroz muy esporádicamente (si acaso dos veces al mes). Por supuesto que como comidas fritas (en aceite de oliva) y aún así he bajado de peso. La fórmula ha sido reducir la ingesta de azúcar y harinas, y comer las comidas lo más natural posible (que no estén procesadas). Como ves he hecho algunas «trampas» pero esto me ha valido para hacer más llevadera mi alimentación y aún así he bajado de peso. Mi objetivo es seguir bajando, hasta alcanzar los 68 kilos aprox. que parece ser mi peso adecuado de acuerdo con mi altura y demás parámetros físicos.
Muy revelador Marcos. Me gusta el planteamiento de desafiar a nuestro cuerpo para hacerlo más fuerte ante posibles enfermedades. Sin embargo, creo que la cetosis es un ‘arma’ muy peligrosa, que si cae en malas manos, va traer más problemas que beneficios. Es fácil hacerlo mal (muchos pueden caer en la trampa de alimentarse a base de bacon, y embutidos de mala calidad, queso y mayonesa a saco) o con motivaciones como perder peso como locos (como si se tratara de una dieta milagro) y una vez terminada atiborrarse a hidratos refinados.

The keto diet has become the most buzzed about and controversial eating plans out there, with celebrities, dietitians, and even doctors warring over different sides of the fence. While Halle Berry, Vanessa Hudgens, and Al Roker are fans and have said that the diet has helped them improve their health, trainer Jillian Michaels says the high-fat, low-carb diet is "terrible for your health, immunity, longevity, and anti-aging." So what gives? To help you decide whether the diet is right for you, we break down everything you need to know about the keto diet, including some gnarly keto diet side effects and the infamous keto flu.
¡Pero el caso es que no puede esperar hasta el 9 de septiembre para aclarar algunas dudas!, jaja. Ahora mismo estoy con una dieta muy baja en carbohidratos pero con recarga una vez a la semana, ya que quiero subir el metabolismo porque creo que lo tengo ralentizado, pero no se si entro o no en cetosis. Me compré las tiras reactivas de orina y cuando entré el verano pasado sí que me lo marcaron, pero la pregunta es ¿cada vez que se entra en cetosis el cuerpo vuelve a desparovechar esas cetonas que se detectan en la orina? o, ¿una vez «acostumbrado» tras varias veces de entrar y salir ya no elimina cetonas por la orina y no sirven como método de detección?. En ese caso, ¿cómo sabes si estás o no en cetósis?
La reacción de Pete Evans no se hizo esperar. En una publicación de Instagram, el prestigioso chef se burló de los comentarios de los detractores del programa. "¿El jefe de AMA cree que comer verduras y frutas con un poco de carne, marisco o huevos de buena calidad, es peligroso? De ser así, pueden compartir con todos la evidencia de que esta forma de comer es perjudicial para la salud de los seres humanos", expresó. "Quizás la pregunta más importante sea: '¿Teme el jefe de AMA que los ciudadanos australianos tengan una vida saludable?' ¿Qué implicaría esto para su industria?".
But what does the science say? Results are mixed. An October 2016 study from The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism followed 20 obese adults, who were put on a low-calorie keto diet, lost an average of 40 pounds over four months. Another small experiment had a similar outcome. In a six-month Experimental & Clinical Cardiology study of 83 obese adults, those on the keto diet lost an average of 33 pounds, while lowering their bad (LDL) cholesterol levels and increasing their good (HDL) cholesterol.
Hola, gracias por este podcast y artículo que recoge la mayoría de lo que hay que saber sobre el estilo de vida de la dieta cetogénica. Una pregunta sobre vuestro comentario acerca de las dudas sobre llevar esta dieta a largo plazo, y especialmente que puede afectar a la flexibilidad metabólica pero en el sentido contrario y hacer que el el cuerpo no sepa ya usar los CH y cree picos de insulina “como si fuéramos diabéticos”: en qué aspecto científico se basa tal supuesto?
×