en principio la dieta cetogénica no afecta el ritmo cardiaco. Lo que sí es cierto que durante la cetosis existen más cetoácidos en la sangre. Los riñones eliminan cetoácidos del cuerpo de manera natural. Si éstos se acumulan en la sangre más allá de la capacidad de los riñones para eliminar el ácido, se puede presentar fatiga, latido del corazón irregular o mareos, y cuando tengas estos síntomas no es recomendable entrenar.
El no tener que luchar contra la sensación de hambre también tiene el potencial de ayudar con problemas como la adicción al azúcar o a la comida, y, posiblemente, ciertos trastornos alimentarios como bulimia también. Con tan solo sentirte saciado es posible que soluciones una parte del problema. La comida puede dejar de ser una enemiga y convertirse en tu amiga – o simplemente en un combustible para tu cuerpo. Lo que tú prefieras.
PD: Las dietas de Atkins y Dukan, dos famosas dietas de pérdida de peso se basan en la cetosis como método de adelgazar y ya han sido denunciadas y demostradas dañinas para el organismo a largo plazo. De hecho sus autores están expulsados del colegio de dietistas por realizar tales dietas que incumplen el juramento que juraron cumplir: mantener el nivel de salud de la gente.
×