Buenas tardes Marcos, he adquirido todos tus productos y enseñanzas y como no, el ultimo de cero a ceto, actualmente me encuentro opositando a policia y quiero realizar las directrices que marcas en las rutinas dieteticas de cero a ceto, ya me he leido el primer libro, pero tengo alguna duda, para que mi rendimiento deportivo no se resienta, que cantidad de glucosa en polvo tengo que tomar antes de los entrenos? Me recomiendas que siga suplementandome con 7-8gr de creatina post entreno? Todo ello enfocado a no romper el ciclo cetogenico, y la perdida de grasa, que es el fin de todo esto. Un saludo.
Preparación: Empezamos sacando el pollo de la nevera al menos una hora antes de cocinarlo, para que esté a temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 220ºC o 225ºC. En un bol mezclamos la sal, la pimienta y el tomillo. Repartimos 2/3 partes de esta mezcla por la superficie de todo el pollo, masajeando con las manos para que se impregne bien. El resto de la mezcla la juntamos con el ajo aplastado y la nuez de mantequilla. Untamos el interior del pollo con esta mezcla. Las dos cucharaditas de mantequilla las repartimos sobre el pollo. Si queréis, podéis atar el pollo con un trozo de bramante para que las alas y los muslos queden más pegados al cuerpo. En una bandeja que pueda ir al horno ponemos el pollo apoyado sobre un lado (si la bandeja es pequeña ira mejor pues quedará más fácilmente apoyado). Lo horneamos 25 minutos, cuando haya transcurrido la mitad de este tiempo podéis sacar el pollo para salsearlo con los jugos que se habrán formado, pero sin cambiarlo de posición. Pasado este tiempo, lo volvemos a sacar y lo colocamos del otro lado. Podemos añadir un chorrito de agua, lo regamos y horneamos otros 25 minutos. A media cocción sacamos de nuevo el pollo y repetimos la operación de salsearlo, de nuevo sin cambiarlo de postura. Pasado este tiempo colocamos el pollo con el dorso hacia abajo. Regamos y lo ponemos de nuevo quince minutos más. Lo sacamos, le damos la vuelta y o dejamos quince minutos más. Dejamos reposar tapado unos 10 minutos antes de servir.
Other experts say the long-term accumulation of ketones could be harmful. “Those ketones are emergency fuel sources, and we’re not meant to run on them long-term,” says Kristen Kizer, a registered dietitian at Houston Methodist Hospital. “Ketones are negatively-charged molecules, which means they’re acidic. When you build up ketone bodies in your system, you’re building up acid. One of the ways your body buffers acid is by pulling calcium from your bones.” Kizer also notes that the diet isn't very balanced and involves a very high intake of animal products, which generally do not protect against cancer, diabetes, or other diseases.
Com o processo de Cetose, o organismo queimará os depósitos de gordura localizada, o que diminuirá rapidamente seu peso já nas primeiras semanas. O bom dessa forma de emagrecimento é que seguindo essa forma de alimentação indefinidamente, essa gordura localizada desaparecerá para sempre, pois você nunca mais vai querer voltar a consumir carboidratos em alta escala, pois ele deixará de ser o protagonista da sua alimentação para se tornar um mero coadjuvante.

Hace un año me encontré con esta página. Quería bajar de peso y lo intenté con un enfoque cetogénico, pero me era casi imposible mantener una dieta tan restrictiva. Subí algo la ingesta de carbohidratos intentando que no supere 100 – 125 gramos diarios, como leí en alguna de tus publicaciones es un enfoque bajo en carbohidratos sin llegar a ser cetogénico. Esto me ha funcionado, pesaba 97 kilos y hoy en día peso 76,5 kilos (empecé mi nueva alimentación en junio del pasado año). Me permito algunas «salvedades» que me permiten continuar con la dieta, como algo de pan (muy poco) en el desayuno y después de comer me tomo un café que endulzo con una cucharada pequeña de azúcar. El resto de mi alimentación se basa en carnes (cerdo, vaca, cordero, pollo, conejo,…), pescado (caballa, sardina, atún, bacalao,…), verduras (tomate, lechuga, cebolla,…), frutas (aguacate que no falta en mis ensaladas, papaya, fresas, peras, manzana,…), legumbres (lentejas, garbanzos), y lácteos (leche entera, queso,…). Las papatas las pruebo de vez en cuando y la pasta y el arroz muy esporádicamente (si acaso dos veces al mes). Por supuesto que como comidas fritas (en aceite de oliva) y aún así he bajado de peso. La fórmula ha sido reducir la ingesta de azúcar y harinas, y comer las comidas lo más natural posible (que no estén procesadas). Como ves he hecho algunas «trampas» pero esto me ha valido para hacer más llevadera mi alimentación y aún así he bajado de peso. Mi objetivo es seguir bajando, hasta alcanzar los 68 kilos aprox. que parece ser mi peso adecuado de acuerdo con mi altura y demás parámetros físicos.


Marcos, excelente artículo. Hace cerca de tres años que te sigo y he adquirido varios de tus programas, todos son fantásticos. Mi problema es que desde que he comenzado con la reducción de carbos padezco gran estreñimiento, y el agua no es problema. Estaría muy bueno si pudieras dedicar comentarios sobre el estreñimiento y la reducción de carbos-cetosis. Tal vez sea falta de algún micro nutrientes…
×